jueves, octubre 06, 2005

Un dia en las carreras


'Lo gracioso de Happy Valley es que debe ser el unico hipodromo que esta en el medio de la ciudad', me comento Tessa. Y tan en el medio: bajabamos en taxi por una calle empinada y justo al pasar el ultimo recodo, un fogonazo de millones de kilowatios nos salio al paso.
Tuvimos suerte por primera vez en la noche: la entrada era gratis -no llegamos a descubrir por que en ningun momento-. Y el ambiente dentro... bien, no podria compararlo con estadio de futbol porque apenas he estado en uno un par de veces, pero quiza los nervios se mastiquen de la misma manera.
La noche estaba bochornosa, la humedad como siempre en Hong Kong casi palpable, y por causa de eso tal vez el olor de la excitacion del juego era denso y se confabulaba con el humo de los cigarrillos. Estabamos en la zona al aire libre, cerca de las pistas, la mas concurrida por los extranjeros -ingleses en su mayoria- porque es donde la cerveza y el fast food es mas accesible. Las gradas, los nichos aventanados de los pisos superiores, se destinan mas -por lo visto- a clientes importantes en sus viajes de negocios. Pues bien, a pesar de estar al aire, aquello no mejoraba el calor sofocante ni el olor.


'Apuesta al n 3'. Y que mas me daba si no sabia nada de caballos. Me bastaba con estar alli, aprender a cubrir una ficha e ir corriendo a sellarla antes de que empezase la carrera. He de reconocer ahora que no recuerdo el nombre del dichoso equino, pero seria algo asi como Thunder of gold o Wings of Gods o algo que sonase, como todos, a ganador.
Fueron 20 DHK a ganador, que si aciertas, te llevas mas (a fin y al cabo, al cambio solo estaba apostando un par de euros). Sellado el cupon, corriendo a las barreras
y... comienza la carrera! 'Oooh... shit! Te dije que el 8! Double happiness!...' 'espera a que se acabe, a veces hay sorpresas!' 'Aaah... el 3!' 'El 9!' 'Nooo... va a ganar... va a ganar... Aaaah! Tia, he ganado mi primera apuesta a los caballos!'

...


'Ve entonces a cambiar el cupon!'
'No quiero el dinero -muy digna y sentimental-, me quedo con el cupon, es un simbolo'
'Aja...'
Y entonces fui a las cajas, cambie el dinero y volvi a apostar.

2 cosas que no pueden esperar...

At 1:17 p. m., Anonymous kingo me confesó que...

así, así te va como te va... para una vez que ganas, (por poco que sea) dejas que se lo quede la casa? Pues no sé si viene al caso, pero me ha recordado al dicho ese de "afortunado en el juego, desafortunado en amores" Quizá no cobrar los premios sea una manera de romper el hechizo... inshallá

 
At 6:16 p. m., Blogger Accidente me confesó que...

Ni caso, bien por la ninha.

Xx

 

Publicar un comentario

<< Home


Web stats