viernes, septiembre 30, 2005

Hasta la vista

La lucidez no la acompaña, ha sido una semana de vértigo, y sabe que deja atrás todavía un reguero de flecos por atar. A duras penas consigue contar cómo se siente. A duras penas consigue sentir algo más que sueño y los hombros cargados. Sólo espera retener un poco de cabeza para poder cerrar la maleta. Y volar…

Volará alto y lejos.

Y volverá. Y espera por fin, quizá, ojalá, cerrar algo ese paréntesis cuando esté de vuelta. Es el mismo deseo que volcamos tantas veces sobre los viajes solitarios, lejanos, algo raros, diferentes. Es un modelaje físico, una trasposición palpable de un viaje que seguro es más “astral”, más párpado adentro. ¡Pero somos tan torpes todavía en esto de estar vivos!…

Bueno, dice también que no quiere echaros de menos, pero ya sabéis cómo es, una ñoña empedernida. Pensará en vosotros, en cada uno, por aquí y por allá ('esto le gustaría a fulanito', 'qué bien si estuviese aquí menganito'). Y encima tiene sueño, que le hace ver nebulosas en torno a todo. Está contenta de irse, porque sabe que le encantará también estar de vuelta.

En fin, hasta la vista, nena.

1 cosas que no pueden esperar...

At 4:01 a. m., Blogger galgata me confesó que...

Hay pocas cosas mejores que la libertad!!
Y ojo, no estoy hablando de la soltería...

 

Publicar un comentario

<< Home


Web stats