lunes, septiembre 05, 2005

Las ganas

Gana suena a balbuceo. Y mira que sin este concepto apenas nos sostendríamos. Es un pilar y sin embargo, no suena tan imponente como cualquier otro que pueda contener: “energía”, “esfuerzo”, “arranque”, “valentía”… Gana puede vibrar en las gargantas infantiles con facilidad, incluso por descuido vocal. Y quién sabe si el venturoso vocablo se trazó así para que no faltase tampoco en nuestros primeros años, animándonos en el trance de mayor apuro, trabajo y desconocimiento absoluto del entorno. Hay mil cosas que aprender cuando ni siquiera te sostienes sobre tus patitas, gorditas, flexibles y torpes: que los muebles son duros –sobre todo cuando pierdes el equilibrio-, que el agua moja, que las coles de bruselas son odiosas, que la tierra no se come aunque sea lo único a mano, que la moqueta te seca la lengua… Y para todo ese trajín se necesitan ganas.
Las ganas pueden surgir espontáneas o puede que tengas que invocarlas. En el primer caso, se convierten en infames. Porque si tienes ganas, normalmente es un deseo que permanece pendiente (si no, no se llaman ganas: se llaman estímulos. Como tengo hambre –estímulo-; pues como –respuesta-). Las ganas por cosas que no puedes conseguir –o al menos que te costarán mucho alcanzar- se convierten en una obsesión que algunos concluyen pomposamente como ‘motor de la vida’. Y bueno, sí, está harto demostrado que el ser humano necesita una zanahoria inalcanzable ante sus morros para moverse: en sí mismo lo trascendental no es conseguir lo que te propones, sino hacer algo, estar en movimiento en la vida: usarla. Para eso hemos venido.
Luego están las otras ganas. Las que hay que hacer. Tú sabes que tienes que hacer algo en tu vida (o con tu vida). Y aunque lo que más te tira es pasarte en cama los siguientes siete días, con intermitentes idas y venidas al baño y a la nevera, y gastando clinnex cual vulgar plañidera, tienes que hacer ganas para que la desidia y el abandono no pongan una pica en lo alto de tu existencia. Así que te inventas unas ganas, un deseo que no necesariamente es real (la verdad es que en estos casos es más falso que un decorado de western almeriense) y ¡a vivir! No sé si os habéis dado cuenta, pero de un modo u otro, la razón y la conclusión de las ganas es la misma, bien sea tu subconsciente el que las produce, bien tu consciente: energía pa’l body.

En fin: tengo ganas de estudiar, de cambiar de casa, de trabajo, de amor… y de identidad.

7 cosas que no pueden esperar...

At 5:22 p. m., Anonymous sexapil me confesó que...

Se te olvida la forma más importante de la dichosa palabreja, esa que dice "TE TENGO GANAS". No sé si llamárla recíproca o qué... lo que está claro es que implica un intercambio, bien de golpes, bien de fluídos... A mí es la que más me gusta.
Y efectivamente, implica un chute de energía.

 
At 5:26 p. m., Blogger C* me confesó que...

true.

no sé si la más importante o la más jugosa...

 
At 6:03 p. m., Blogger Rey Sombra me confesó que...

Tengo ganas de las cinco, pero, una es imposible, otra improbable, otra la voy a hacer, y otra acabo de hacerla...la que queda, empiezan a disiparse las ganas.

(Te entiendo)

 
At 6:07 p. m., Blogger C* me confesó que...

entonces te quedan dos ná más, no? la que vas a hacer y la que acabas de hacer (enhorabuena por ambas) no cuentan, ya no son ganas. y las que se van mucho menos...

(ya me explicarás, entonces)

 
At 6:18 p. m., Blogger Rey Sombra me confesó que...

La realizada y la a punto de realizar pertenecen al plano "pies en la tierra", lo cual, seamos sinceros, si no llena como persona, sí son bastante necesarias; la que se va, bueno, es la que más debería, digamos, reactivarse. De las que quedan, una es que no, que no se puede, seamos serios; la otra...ni siquiera sé qué es el objeto de dichas ganas.

(Cuando quieras te cuento, pero, es fácil identicar cuál es cuál, chica lista)

 
At 6:48 p. m., Blogger C* me confesó que...

chica lista deja que cuente quien quiera, pero no pregunta jamás...
porque es lista.

(pero espero que sigas conservando las ganas de hablar ;)

 
At 7:24 p. m., Blogger Rey Sombra me confesó que...

No me canso nunca de hablar...porque vivo en el silencio más total.

 

Publicar un comentario

<< Home


Web stats