lunes, septiembre 12, 2005

De vuelta a casa, otra batalla

Trepa una marea de café con leche dulce ganando terreno en la galleta, atiborrando cada poro, invadiendo cada falla quebradiza de la masa horneada, hasta acabar convirtiéndola en una pasta blanducha y marrón, suicida sobre la taza. El chocolate se desprende de la unidad y ataca, independientemente, la superficie, devolviendo así -la galleta a la leche- parte de la afrenta. Luego cae la artillería pesada: se desgaja la pasta provocando una sacudida, un chapoteo violento en el mar terroso, las ondas golpean en el dique circular…

Esta batalla se libra en cada visita a casa, en el salón de la abuela, ajena a sus resúmenes, a la lluvia y al paso del tiempo.


batalla de café
Originally uploaded by C'.

3 cosas que no pueden esperar...

At 3:30 p. m., Blogger Rey Sombra me confesó que...

Te entiendo. Llevo varios años sin comer carne, y mi padre parece no enterarse todavía. Qué decir de mi abuela.

Bien expresado. Nunca he echado barquitos en la leche, y creo que jamás lo haré. Acabas de despejar todas mis dudas.

 
At 3:48 p. m., Blogger C* me confesó que...

acabas de sumármelas... adoro los barquitos en la leche, esas batallas a la sombra del flequillo...

 
At 3:51 p. m., Blogger Rey Sombra me confesó que...

Es que yo no tengo flequillo.

Va a ser eso, tú ves...

 

Publicar un comentario

<< Home


Web stats